1. Home
  2. El 15 de agosto, fecha límite para el riego del viñedo

El 15 de agosto, fecha límite para el riego del viñedo

El próximo día 15 de agosto es la fecha límite de riego del viñedo que el Consejo Regulador ha considerado oportuno señalar para este año en función de las condiciones meteorológicas en que ha venido desarrollándose el ciclo vegetativo. El Pleno del Consejo, en su última reunión del pasado mes de julio decidió mantener el criterio señalado por el Reglamento, es decir, se mantiene la autorización del riego de viñedo como máximo hasta el 15 de agosto o, en su caso, hasta 30 días antes de la vendimia del viñedo afectado.

Buena evolución del viñedo

El informe realizado por los Servicios Técnicos del Consejo Regulador sobre la evolución del ciclo vegetativo de la cosecha 2008 concluye que la situación sanitaria del conjunto de los viñedos riojanos a primeros de julio era muy buena o excelente, ya que los riesgos de enfermedades criptogámicas que se han producido como consecuencia de las lluvias han sido perfectamente controlados. Respecto al potencial productivo de la cosecha 2008, los datos comparativos obtenidos en los viñedos de referencia al final del cuajado y la espergura, valorando el número de racimos y tamaño de los mismos, permiten deducir un potencial de producción moderado en variedades tintas y blancas.

La parada vegetativa de esta Campaña 2007-2008 se ha caracterizado por precipitaciones escasas, tiempo seco y temperaturas suaves, a excepción de varias heladas en diciembre. A lo largo del mes de marzo y en los primeros días de abril se produjeron precipitaciones entre débiles y moderadas con incidencia desigual, iniciándose la brotación con una incidencia positiva en la misma. El mes de mayo se inició también con tiempo seco y soleado y temperaturas altas, pero a partir del día 4 se entró en un periodo de lluvias intermitentes entre moderadas y fuertes, con incidencia casi diaria en toda la Denominación, que aportaron entre 150 y 220 l/m2, propiciando mucha humedad y un desarrollo importante de la vegetación.

En junio continuaron las lluvias y el ambiente de mucha humedad, revelándose los tratamientos efectivos, sin que se detectaran daños significativos de enfermedades, aunque sí focos concretos de mildiu y botritys en hoja y racimo. La profesionalidad de los viticultores, así como la gran ayuda y eficacia que representan los Servicios de alerta de las Comunidades Autónomas de la D.O., han permitido el control de la situación de alto riesgo de enfermedades como mildiu, oidio y botritys que implicaba la abundancia de las lluvias caídas.

En mayo los Servicios Técnicos del Consejo iniciaron el seguimiento de los viñedos de referencia, concluyéndose de esta primera inspección que el índice de fertilidad es normal, tendiendo a moderado en muchos viñedos. Los datos representan, respecto al año anterior, parámetros similares salvo en el Tempranillo de Rioja Baja, superior en fertilidad y en número de racimos. Se observa irregularidad en el cuajado, dado que la floración ha coincidido en el tiempo con lluvias y tormentas, por lo que en muchos casos los racimos se han quedado sueltos con un número de bayas adecuado para una buena maduración.