Descripción del municipio

El sector principal de Aldeanueva de Ebro siempre ha sido la agricultura: una de las mayores dificultades a la que se enfrentaron sus agricultores en el pasado fue la falta de agua y, aunque el municipio estuviera muy próximo al río Ebro, solo un 9% del mismo era regable.

 

Así mismo, las únicas tierras que podían regarse eran las que estaban al lado del Ebro y las beneficiadas por el agua del río Cidacos.

 

La agricultura de secano fue la única que durante siglos se pudo desarrollar: cereales para hacer pan y alimentar a los animales, olivos para tener aceite y viñas para elaborar vino fueron los productos que los agricultores cultivaron en sus campos; la producción agrícola se veía completada por algunas hortalizas (pimientos, tomates, cebollas y ajos) cultivadas en las escasas zonas regables y algunos árboles frutales (manzanos, ciruelos, higueras y mingranos).

 

Los productos obtenidos servían para asegurar el consumo interno del pueblo y los excedentes de vino y pan se destinaban al comercio, principalmente en tierras vizcaínas.

 

Has tintas: 1.458,84

Has blancas: 73,26

Has totales: 1532,10

Nº de bodegas: 17

Situación
42°13′47″N 1°53′16″O

Superficie
39,08 km²

Altitud
343 m

Climatología
Mediterráneo

Recursos Enoturísticos

- Iglesia de San Bartolomé

- Ermita de la Virgen de los Remedios



Aldeanueva De Ebro EN IMÁGENES

Galería

ACTIVIDADES

Lugares de interés