“Durante todo el año dedicamos nuestro esfuerzo y tenacidad a cuidar con mimo las viñas heredadas de nuestros antepasados con el único objetivo de vendimiar uvas con la calidad óptima que exigimos en la elaboración de nuestros vinos.”

En los viñedos de San Prudencio podemos encontrar las variedades más tradicionales de la D.O.Ca. Rioja: Tempranillo, Garnacha, Mazuelo y Graciano.

Después de un cuidadoso análisis, los vinos con las mejores calidades y características son seleccionados. Posteriormente pasan a descansar en barricas de roble francés y americano durante al menos un año, de los cuales ellos van a obtener ciertos sabores y esencias, hasta que alcancen el carácter y la calidad óptima.

Son los hermanos Sáenz López, propietarios, una pieza imprescindible en la actividad enológica de la bodega, realizando una supervisión integral del proceso de elaboración y envejecimiento imprimiendo su huella y personalidad a cada botella de Bodegas San Prudencio.

Combinan los métodos tradicionales con una visión moderna de los vinos de Rioja.

Rubén Sáenz, autor de los vinos es uno de los enólogos más jóvenes y con un futuro  más prometedor dentro de una región tan prestigiosa como Rioja.
 

BODEGAS SAN PRUDENCIO en las redes sociales

ACTIVIDADES

Lugares
de interés